Category

Blog

ARRECIFES

By | Blog | No Comments

Fotografías por Elisa Areano

Los arrecifes de coral son de los ecosistemas más famosos del Océano. La mayoría de nosotros hemos escuchado acerca de ellos, por ejemplo, la “Gran Barrera de Coral de Australia”. Hemos tenido también la oportunidad de disfrutar de un buen pescado en una linda playa. Otros hemos tenido el privilegio de conocer más a fondo, con una máscara, la diversidad que en él habita.  Estos beneficios son muy importantes para las culturas humanas y sobre todo para el turismo. Pero la verdadera importancia de los arrecifes de coral para los humanos va más allá de estos placeres.

Los corales, los principales organismos que le dan el nombre a este ecosistema, para muchos son un misterio. Si bien los corales son animales parientes de las medusas, muchos han de pensar que son las plantas del mar y otros suelen llamarlos piedras. Los corales en realidad son organismos que viven en Simbiosis: la unión de dos organismos en uno solo. Los corales están formados por un animal tipo medusa llamado pólipo de coral y conviven con un alga microscópica que habita dentro de ellos.  Las algas, parientes de las plantas, realizan fotosíntesis y producen, a partir del Sol, la energía que el coral necesita para crecer y formar su esqueleto. El esqueleto es formado por el pólipo, que secuestra el Calcio disuelto en el agua y va creando su exoesqueleto en forma de Carbonato de Calcio, presente en la mayoría de las piedras.

Al final, los corales son tanto animales como plantas y también son piedras. Son organismos totalmente únicos y delicados. Pero los corales crean ecosistemas, y es a través de su esqueleto que logran ser organismos coloniales. Es decir, que en un gran coral en realidad hay miles de pólipos y algas creciendo en sociedad, se benefician y crean una gran barrera de coral. Estas barreras son la herramienta más eficiente para la protección costera, de alrededor de 109 países, contra las mareas, corrientes y fenómenos naturales del Océano.  Su creación es un proceso lento y se cree que algunos arrecifes que existen hoy, comenzaron a formarse hace 50 millones de años.

Estos ecosistemas son comúnmente conocidos como los bosques tropicales subacuáticos y estos albergan inclusive una mayor biodiversidad. Los corales son hábitat para una gran cantidad de algas que proporcionan la energía vital del humano, el Oxígeno. También son el hábitat de millones de peces que son consumidos a diario por la gran mayoría de los humanos. Pero no somos solo los humanos que nos vemos beneficiados, se cree que los corales sustentan cerca del 35% de toda la biodiversidad marina conocida.  Por lo cual, lejos de los arrecifes, en el hábitat oceánico, los tiburones, atunes, ballenas, tortugas y muchos más, se ven beneficiados por los corales.

Lastimosamente, como humanidad, no hemos sabido proteger estos tesoros que nos brinda la naturaleza y hoy los arrecifes de coral se han visto Críticamente Amenazados. El Calentamiento Global causado por nuestra alimentación, sistemas de transporte y una cultura facilista ha acabado con la mayor parte de los arrecifes que conocíamos. La Gran Barrera de Coral de Australia ha perdido ya un tercio o más de sus corales, muertos por la elevación de las temperaturas del agua. Al aumentar la temperatura, los corales expulsan por estrés sus algas y se quedan sin la energía para vivir. ¡Esto es el famoso blanqueamiento coralino, donde el coral se torna blanco porque lo único que podemos ver es su esqueleto!  

Esta realidad es la misma que viven la mayoría de arrecifes en el mundo. Guatemala hace parte del arrecife más grande de las Américas y el segundo en el mundo. Junto con México, Belice y Honduras, más de 1000 kilómetros de arrecife sustentan la vida en las costas del Caribe. Esta joya es el hogar del sin igual tiburón arrecifal del Caribe, el manatí, las tortugas marinas, langostas, más de 500 especies de peces y aproximadamente 60 especies de Coral. En la actualidad, en términos generales el arrecife ha mejorado gracias a los aportes de organizaciones en conjunto de los cuatro países. Sin embargo, Healthy Reefs reporta para el 2018 que más del 50% del arrecife se encuentra en estado pobre y crítico.

Desde la Fundación Mundo Azul, que vela por la conservación de tiburones y rayas de Guatemala y todos los ecosistemas que hacen parte del gran Arrecife Mesoamericano, los invitamos a generar conciencia de la importancia de los arrecifes de coral, la biodiversidad que sustentan, el alimento y el Oxígeno. También a compartir la triste realidad que hoy está afectando directamente la salud de los ecosistemas y por ende, la salud de la humanidad. El Cambio Climático es una fuerte realidad de la cual todos hacemos parte y cada pequeño aporte es vital para un gran cambio.

Tomemos acciones que nos lleven a un desarrollo sostenible. Alimentémonos con mayor conciencia y digamos NO a la pesca y agricultura irresponsable. Utilicemos energías renovables, usemos menos plástico de un solo uso; bolsas, pajillas y desechables. Evitemos el uso de estos productos y alimentos industriales; escuchemos nuestras raíces y nuestra cultura, a nuestros abuelos: ellos convivían en mayor armonía con el medio ambiente.

Referencias

Terry P. Hughes y Colaboradores (2018) Global Warming Transforms Coral Reef Assemblages. Nature volume 556, pages492–496 (2018) Retomado de nature.com el 22-07-2019

Corales De Paz, Buceo con Propósito. (2019) Proyectos de Restauración Coralina. Retomado de coralezdepaz.org el 22-07-2019

Healthy Reefs for Healthy People (2008). Quick Reference Guide 2008. Retomado de healthyreefs.org el 22-07-2019

Healthy Reefs for Healthy People (2018). Mesoamerican Reef Report Card, An evaluation of Ecosystem Health. Retomado de healthyreefs.org el 26-07-2019

National Geographic (2010) Animal, Coral. Retomado de nationalgeographic.es el 26-07-2019.

WWF Central América (2019) Sistema Arrecifal Mesoamericano. Retomado de wwfca.org el 26-07-2019

PASTOS MARINOS

By | Blog | No Comments

Por Carlos Pérez

Los pastos marinos son probablemente los ecosistemas menos conocidos del Océano. Están compuestos por plantas acuáticas angiospermas, plantas que producen flores. A diferencia de las algas, las plantas que habitan en los pastos marinos son plantas verdaderas. Es decir, que contienen los mismos órganos y estructuras que cualquier planta en el medio terrestre. Hojas, tallos y raíces, son los principales órganos presentes en las plantas, al igual que las estructuras reproductivas como las flores y los frutos.

Poco es lo que conocíamos de estos enigmáticos ecosistemas. Sin embargo, estas “camas de mar” conocidas como Ceibadales para las antiguas tribus caribeñas, juegan un papel muy importante en la salud de los ecosistemas. En el mundo existen alrededor de 60 especies de pastos marinos y en el Caribe y el Atlántico Norte, alrededor de 10 especies que le brindan hogar y alimento a un gran número de animales.

Los pastos marinos sirven de hábitat para unas de las especies más carismáticas del mundo marino, las tortugas. Varias especies de tortugas alrededor del mundo, encuentran en los pastos marinos un alimento rico en nutrientes. Los manatíes, conocidos como las sirenas del mar, al igual que las tortugas, se alimentan, reproducen y descansan en estos ecosistemas. Otros animales comunes en los pastos son las estrellas de mar, algunos corales y hasta ¡Caballitos de mar!

¡Como sorpresa, los científicos han descubierto que existe un tiburón martillo (Sphyrna tiburo) casi vegetariano, que se alimenta en al menos un 50% de los pastos marinos!

Además de mantener al Océano saludable con todos sus habitantes en un balance perfecto, los pastos marinos son también muy importantes para los humanos. Las grandes extensiones de pastos marinos alrededor de la costa permiten que los sedimentos se estabilicen, lo cual reduce la contaminación de los mares y deja el fondo marino firme. De esta forma, los pastos marinos, con sus hojas, tallos y raíces, compactan el suelo y reducen la erosión de las playas alrededor del planeta.

Los pastos marinos son lugares donde se lleva acabo la reproducción de muchos organismos como la langosta, el caracol y varios peces que son de alto valor comercial para el ser humano. Además de esto, los pastos marinos son ecosistemas de muy alta productividad y al hacer fotosíntesis, son un gran filtro que atrapa el carbono producido en exceso por los humanos y le regala Oxígeno a la atmosfera. De esta forma acaba reduciendo los problemas que trae el Cambio Climático y el Calentamiento Global.

Sin embargo, el mismo Cambio Climático que los pastos marinos ayudan a mitigar, está llevando a sus poblaciones a estar amenazadas. Los cambios en el nivel del mar, la salinidad y sobretodo la temperatura, resultan en un cambio muy fuerte para algunas especies presentes en los pastos marinos. Las altas temperaturas afectan los procesos de floración y maduración de los pastos. De esta forma su reproducción se hace imposible.

Al ser la transición entre la costa y el mar, los pastos marinos se ven totalmente afectados por el inadecuado desarrollo costero y marino del humano. Como consecuencia se genera perdida de hábitat y muchas especies y procesos que hacen parte de nuestra existencia, mueren.

Desde la Fundación Mundo Azul, los invitamos a cambiar la imagen y a conocer un poco más acerca de los pastos marinos. Este ecosistema fantasma, por no muy estético que se vea, es vital para la salud del mar y de la humanidad. Nos ayuda a mitigar el Cambio Climático, creando mejores condiciones para el humano. En estos pastos, habitan especies carismáticas e importantes para la economía del planeta y hoy están en riesgo. Ayudemos al tiburón semi-vegetariano, al manatí, a la tortuga, a los caballitos de mar y a estas hermosas plantas marinas a seguir floreciendo y ayudándonos a existir en armonía.

Referencias

Brigitta I. van Tussenbroek y Colaboradores (2010) Guía de los Pastos Marinos Tropicales del Atlántico Oeste. Universidad Autónoma Nacional de México. Retomado de healthyreefs.org el 22-07-2019

Díaz Merlano J. M., Barrios Suárez L. M., Gómez-López D. I. (2003) Las Pradera de Pastos Marinos en Colombia Estructura y distribución de un ecosistema estratégico. INVEMAR Retomado de invemar.org.co el 22-07-2019 Lang H. (2017) This Shark Eats Grass, and No One Knows Why. The Bonnethead shark´s diet of seagrass has researchers stumped. National Geographic Retomado de news.nationalgeographic.com el 22-07-2019

MANGLARES

By | Blog | No Comments

Por Carlos Pérez
Fotografías de Ana López

Los manglares son un ecosistema extremamente diverso y único para el planeta. Son de los pocos árboles que se adaptaron al agua salada y a ambientes inundables.

Los manglares conectan las dos grandes fuerzas del planeta: El agua y la tierra. Como respuesta, son ecosistemas que resguardan una inmensa biodiversidad de plantas y de animales. En los manglares podemos encontrar bastantes tipos del árbol que le da el nombre al ecosistema: El mangle. Es común observar mangles como el mangle rojo, el blanco y el negro, estos se caracterizan por sus raíces aéreas en formas de zancos o puyas que les permiten recibir oxígeno del aire ya que en el agua salada hay muy poco.

Los manglares, existen alrededor de la mayoría de las costas tropicales y subtropicales. De esta forma, contienen una gran diversidad de plantas dependiendo de su lugar de origen. Con esta diversidad de plantas, existen muchos animales que hacen del manglar su hogar. Aves, mamíferos y reptiles son comunes de ver en los manglares. Sin embargo, lo que existe bajo el agua es aún mucho más diverso e importante para el humano.

Las raíces aéreas de los manglares crean una red de protección, como una barrera natural que cuida la tierra y todos los humanos contra la marea y fenómenos naturales. Esta red de raíces también le permite a un gran número de animales marinos estar seguros de cualquier depredador grande. Podríamos pensar que el manglar es uno de los lugares más seguros en todo el Océano. Por esto mismo, encontramos en el manglar una gran población de peces juveniles, crustáceos, moluscos y hasta ¡Tiburones bebes! Por esta razón se les ha llamado comúnmente como guarderías o criaderos naturales, de ahí han de crecer grandes y fuertes para llegar al mar abierto y poder cumplir con su ciclo reproductivo y ofrecer alimento al humano.

Los manglares son entonces de vital importancia para los humanos en la pesca. La mayoría de los peces, camarones, cangrejos y moluscos que comemos tienen de guardería este gigante ecosistema. Para las comunidades costeras y terrestres, el alimento y la protección contra las mareas son bendiciones de la naturaleza del manglar. El mal manejo de estos recursos nos podría dejar sin sus beneficios.

Hemos descubierto que los manglares también son vitales para la lucha contra el cambio climático. Aparte del Océano, es uno de los ecosistemas que más secuestra carbón en el mundo, inclusive mucho más que los bosques tropicales. Debido a su alta productividad, los manglares además regeneran y purifican el agua que viene contaminada desde la tierra. Su deforestación y perdida de hábitat contaminan el medio ambiente y perdemos todas las bendiciones que nos brinda el manglar.

Las mismas características que hacen al manglar único, están acabando con él. La deforestación por construcción, turismo, agricultura y madera está terminando con el poco manglar que todavía tenemos. ¡Se cree que en los últimos 50 años hemos acabado con casi la mitad de los manglares del planeta!

Por otro lado, debido a su red de raíces, el manglar atrapa una gran cantidad de plásticos que vienen desde el Océano y sobre todo desde los ríos y ciudades que atraviesan los continentes. Por su lenta biodegradación, que puede tardar hasta 500 años, el exceso de plástico y micro plástico está matando nuestras guarderías y recursos. Al ingerir estos plásticos, los peces y animales no pueden procesarlos y los lleva a la muerte. Del mismo modo, éste es nuestro alimento contaminado del presente y del futuro.

Los invitamos a que cuidemos este hermoso e importantísimo ecosistema para el humano y la biodiversidad de planeta. Teniendo el conocimiento de la importancia de los recursos naturales, podemos tomar acciones para detener la perdida de la biodiversidad. Usando menos plástico y entendiendo la importancia de la naturaleza podemos ser de gran ayuda para el planeta.  Salvemos el manglar, los tiburones bebés, los peces y el agua. Salvemos la naturaleza, de ella dependemos.

Referencias.

Rodriguez-Zuñiga M. T., Vásquez-Lula A. D. (2007) Sistema de monitoreo de los Manglares en México. Dirección General de Geomatica. CONABIO. Retomado en Biodiversidad.gob.mx el 22-07-2019.

Hutchinson J., Manica A., Swetnam R., Balmford A., Spalding M. (2013) Predicting Global Patterns In Mangroove Forest Biomass. Conservation Letters, Wiley periodicals doi: 10.1111/conl.12060  Retomado de mangrovealliance.org el 22-07-2019. Noticias RCN (2019) Apple se asocia con comunidades del Caribe para proteger los manglares. Retomado deNoticiasRCN.com / EFE el 22-07-2019.