Monthly Archives

agosto 2019

ARRECIFES

By | Blog | No Comments

Fotografías por Elisa Areano

Los arrecifes de coral son de los ecosistemas más famosos del Océano. La mayoría de nosotros hemos escuchado acerca de ellos, por ejemplo, la “Gran Barrera de Coral de Australia”. Hemos tenido también la oportunidad de disfrutar de un buen pescado en una linda playa. Otros hemos tenido el privilegio de conocer más a fondo, con una máscara, la diversidad que en él habita.  Estos beneficios son muy importantes para las culturas humanas y sobre todo para el turismo. Pero la verdadera importancia de los arrecifes de coral para los humanos va más allá de estos placeres.

Los corales, los principales organismos que le dan el nombre a este ecosistema, para muchos son un misterio. Si bien los corales son animales parientes de las medusas, muchos han de pensar que son las plantas del mar y otros suelen llamarlos piedras. Los corales en realidad son organismos que viven en Simbiosis: la unión de dos organismos en uno solo. Los corales están formados por un animal tipo medusa llamado pólipo de coral y conviven con un alga microscópica que habita dentro de ellos.  Las algas, parientes de las plantas, realizan fotosíntesis y producen, a partir del Sol, la energía que el coral necesita para crecer y formar su esqueleto. El esqueleto es formado por el pólipo, que secuestra el Calcio disuelto en el agua y va creando su exoesqueleto en forma de Carbonato de Calcio, presente en la mayoría de las piedras.

Al final, los corales son tanto animales como plantas y también son piedras. Son organismos totalmente únicos y delicados. Pero los corales crean ecosistemas, y es a través de su esqueleto que logran ser organismos coloniales. Es decir, que en un gran coral en realidad hay miles de pólipos y algas creciendo en sociedad, se benefician y crean una gran barrera de coral. Estas barreras son la herramienta más eficiente para la protección costera, de alrededor de 109 países, contra las mareas, corrientes y fenómenos naturales del Océano.  Su creación es un proceso lento y se cree que algunos arrecifes que existen hoy, comenzaron a formarse hace 50 millones de años.

Estos ecosistemas son comúnmente conocidos como los bosques tropicales subacuáticos y estos albergan inclusive una mayor biodiversidad. Los corales son hábitat para una gran cantidad de algas que proporcionan la energía vital del humano, el Oxígeno. También son el hábitat de millones de peces que son consumidos a diario por la gran mayoría de los humanos. Pero no somos solo los humanos que nos vemos beneficiados, se cree que los corales sustentan cerca del 35% de toda la biodiversidad marina conocida.  Por lo cual, lejos de los arrecifes, en el hábitat oceánico, los tiburones, atunes, ballenas, tortugas y muchos más, se ven beneficiados por los corales.

Lastimosamente, como humanidad, no hemos sabido proteger estos tesoros que nos brinda la naturaleza y hoy los arrecifes de coral se han visto Críticamente Amenazados. El Calentamiento Global causado por nuestra alimentación, sistemas de transporte y una cultura facilista ha acabado con la mayor parte de los arrecifes que conocíamos. La Gran Barrera de Coral de Australia ha perdido ya un tercio o más de sus corales, muertos por la elevación de las temperaturas del agua. Al aumentar la temperatura, los corales expulsan por estrés sus algas y se quedan sin la energía para vivir. ¡Esto es el famoso blanqueamiento coralino, donde el coral se torna blanco porque lo único que podemos ver es su esqueleto!  

Esta realidad es la misma que viven la mayoría de arrecifes en el mundo. Guatemala hace parte del arrecife más grande de las Américas y el segundo en el mundo. Junto con México, Belice y Honduras, más de 1000 kilómetros de arrecife sustentan la vida en las costas del Caribe. Esta joya es el hogar del sin igual tiburón arrecifal del Caribe, el manatí, las tortugas marinas, langostas, más de 500 especies de peces y aproximadamente 60 especies de Coral. En la actualidad, en términos generales el arrecife ha mejorado gracias a los aportes de organizaciones en conjunto de los cuatro países. Sin embargo, Healthy Reefs reporta para el 2018 que más del 50% del arrecife se encuentra en estado pobre y crítico.

Desde la Fundación Mundo Azul, que vela por la conservación de tiburones y rayas de Guatemala y todos los ecosistemas que hacen parte del gran Arrecife Mesoamericano, los invitamos a generar conciencia de la importancia de los arrecifes de coral, la biodiversidad que sustentan, el alimento y el Oxígeno. También a compartir la triste realidad que hoy está afectando directamente la salud de los ecosistemas y por ende, la salud de la humanidad. El Cambio Climático es una fuerte realidad de la cual todos hacemos parte y cada pequeño aporte es vital para un gran cambio.

Tomemos acciones que nos lleven a un desarrollo sostenible. Alimentémonos con mayor conciencia y digamos NO a la pesca y agricultura irresponsable. Utilicemos energías renovables, usemos menos plástico de un solo uso; bolsas, pajillas y desechables. Evitemos el uso de estos productos y alimentos industriales; escuchemos nuestras raíces y nuestra cultura, a nuestros abuelos: ellos convivían en mayor armonía con el medio ambiente.

Referencias

Terry P. Hughes y Colaboradores (2018) Global Warming Transforms Coral Reef Assemblages. Nature volume 556, pages492–496 (2018) Retomado de nature.com el 22-07-2019

Corales De Paz, Buceo con Propósito. (2019) Proyectos de Restauración Coralina. Retomado de coralezdepaz.org el 22-07-2019

Healthy Reefs for Healthy People (2008). Quick Reference Guide 2008. Retomado de healthyreefs.org el 22-07-2019

Healthy Reefs for Healthy People (2018). Mesoamerican Reef Report Card, An evaluation of Ecosystem Health. Retomado de healthyreefs.org el 26-07-2019

National Geographic (2010) Animal, Coral. Retomado de nationalgeographic.es el 26-07-2019.

WWF Central América (2019) Sistema Arrecifal Mesoamericano. Retomado de wwfca.org el 26-07-2019